¿Algo que reseñar?

Se podría hablar de esto como el final, aunque yo prefiero verlo, quizá en cierta forma para no sentir cierta tristeza, como el comienzo de algo…¿algo como que?, algo como una leyenda…

Hay bandas que nacieron para ser grandes, y Hermética es un ejemplo claro de esto.

Considero que Argentina siempre fue un país bastante problemático, pues aspectos como la dictadura o la crisis económica de hace unos cuantos años atrás, sumados estos hechos a la constante corrupción política no han hecho más que desgastar al país y su democracia.

22 de marzo de 1982...se publica uno de los discos más importantes en la historia del Heavy Metal, y que supondría el primer número 1 de Iron Maiden en las listas británicas. Su título, "The Number of the Beast" (casi nada...).

Hemos traído ya aquí algunas de las bandas más influyentes del heavy metal, con Maiden y Judas, si traigo hoy a Sabbath, a mi parecer solo quedarán Accept y Scorps por traer aquí y tener todos nuestros principales estandartes.

¡Con cuanto miedo y esperanza aguardaba yo a este disco! Porque si bien es cierto que el Carolus Rex era un dulce bastante amargo, Sabaton parecían dispuestos a enmendar su error.

Iced Earth volvían a cristalizar tras la 'cosa' sacada en 2008 que marcó el punto más bajo de la banda de Schaffer con un álbum llamado Dystopia. Si bien no aportaba nada nuevo a la discografía del grupo, al menos daba buenas sensaciones y esperanzas de cara al futuro.

Fue difícil, demasiado difícil, incluso para genios como ellos, mantener el listón de excelencia y perfección que dejaron con su anterior obra, el intocable Screaming for Vengeance, con el que consiguieron el disco de Platino y conquistaron masivamente los States.

Con la llegada del vocalista Phil Anselmo, Pantera fue endureciendo cada vez más su sonido, pasando del Glam Metal al Thrash/Groove/Death Metal a lo largo de los clásicos ‘Cowboys from Hell’, ‘Vulgar Dispaly of Power’, y sobre todo el influyente ‘Far Beyond Driven’, que como su mismo título indic

Nuestro viaje acaba de empezar, doscientas son muchas, pero no son nada comparadas al tamaño de nuestro objetivo. De cualquier modo, hemos hecho un buen trabajo, y una hazaña lograda merece un festín. Vamos a darnos hoy el nuestro.

Suscribirse a Metal