¿Algo que reseñar?

30 años, nada más y nada menos, que de uno de los discos capitales dentro de la discografía de Depeche Mode.

Y la llama se apagó. La Reina se fue para siempre a su palacio en el cielo, de donde fue hecha. Aquel ya lejano 24 de Noviembre de 1991 debe ser recordado como uno de los episodios más trágicos de la historia de nuestro rollo, el rock.

Desde niños, siempre hemos tenido grupos predilectos. Alguna que otra banda o músico que nos impresiona mucho y nos hacemos adictos a ellos. Personas que logran sacarnos una sonrisa con su música y con su puesta en escena.

A finales de 1968, con el “White Album” recién salido del horno, será igualmente editado el primer disco en solitario de Lennon.

Corrían buenos tiempos para los géneros alejados de la vieja guardia metalera. El Nu-Metal como forma reivindicativa de lo auténtico comenzaba a imponerse, auspiciando una nueva cumbre para la buena racha que se llevaba cosechando.

No había pasado un mes desde el lanzamiento de “Sgt.

“El Cristianismo desaparecerá y el tiempo me dará la razón. Nosotros ahora mismo somos más populares que Jesucristo; no sé qué se acabará antes, si el rock and roll o el Cristianismo.”

1966 comienza con la resaca del reciente último lanzamiento de The Beatles, “Rubber Soul”, que había sido editado a principios de diciembre de 1965, y cuyos ecos eran perfectamente audibles a principios del nuevo año, imponiéndose incluso al estruendo de la pirotecnia utilizada para celebrar el c

Con “Rubber Soul” (1965) llega la primera obra maestra indiscutible de The Beatles; si lo colocamos en un ring y lo ponemos a pelear, situando en la esquina contraria a cualquier álbum jamás concedido en toda la historia de la música, “Rubber Soul” sólo tendría problemas con unos pocos, poquísimo

Existe ese manido dato –manido pero no por ello menos impresionante- que asegura que “Yesteday” es la canción, según el Libro Guiness de los Records, más versionada de la historia.

Suscribirse a Pop