¿Algo que reseñar?

Halloween 4 - El Regreso de Michael Myers

”Aquí es donde la sociedad encierra a sus peores pesadillas…”

Eso decía el alguacil del Hospital de Máxima Seguridad de Ridgemont cuando guiaba a los dos doctores que venían de fuera por los pasillos atestados de locos, hacia la sala donde yacía en estado quiescente uno de los serial killers más famosos de la pantalla. Iban a trasladarlo nada menos que un día antes de Halloween. Mal, niños, muy mal.

Nunca Apagues la Luz

Como cinéfilo, tengo la suerte de darle a todo y disfrutar con ello, desde las obras maestras del noir de los 50 a las comedias de terror de serie B de los 80; y no caigo en el gafapastismo de ocultar mi gusto por aquellas pelis de menos… altura, digamos.

Aunque ya no se hace cine como el de antes, el género de terror actualmente está llenando las salas con propuestas que consiguen lo que uno mínimamente busca al sentarse en una sala de cine: entretener. Y si encima te llevas más de un grato susto, pues mejor que mejor.

Ouija

El terror... tras años de matar gente es ya un viejo en silla de ruedas que como mucho te mirará con desaprobación si no le dejas pasar en un paso de cebra.
¡Qué fermoso se veía en sus años mozos cuando su amigo Jack blandía un hacha en aquel hotel perdido!

En fin. Vayamos al turrón que es del todo a cien y se echará a perder en una hora y media. Sí, hora y media de duración y yo bostezando como si no hubiera un mañana, imaginaos la que se viene encima. ¡Centrémonos!

Terroríficamente Muertos

La segunda entrega de ‘Evil Dead’ volvía a trasladarnos a aquella entrañable cabaña en el bosque, mostrándonos nuevamente cuan peligroso podía llegar a ser ese extraño libro encuadernado en piel humana y escrito con sangre.
¿Pero esto fue realmente una secuela, o un remake? Se dice que la idea de Sam Raimi era utilizar escenas de la anterior película a modo de resumen, para así continuar con la historia, pero que la productora le forzó a grabarlas de nuevo.

Gremlins

El primer recuerdo que tengo de una sala de cine es el de aquélla que atronaba a carcajadas, mientras en la pantalla también reía un bicho verde montado en una excavadora. Yo tenía 3 años, y ese fue mi bautismo en el séptimo arte, a través de aquellos “hombrecillos verdes”, antes adorables peluches.

Birdemic 2: The Resurrection

Cuando quitas una pala de mierda, siempre emanarán tres de las entrañas de la tierra, y Birdemic 2 no hace más que confirmar la veracidad de esta afirmación.

Tras cinco años desde esa aberración ya reseñada, Nguyen decidió que no podía consentir lo que había resultado ser su anterior entrega ornitológica; un fracaso. Contra todo pronóstico, el superguión, las actuaciones estelares y unos efectos especiales acojonantes no fueron suficientes para convencer al respetable.

Birdemic: Shock and Terror

Supongo que esto debe ser como las drogas. Son malas, pero enganchan lo que no está escrito. Así que en esta semana he visto el cine más desafortunado. ¿Masoquismo cinematográfico? Puede ser una buena definición.
Os traigo la que podría ser la peor película jamás rodada y que haya tenido el descaro de salir a la luz pública: Birdemic: Shock and Terror.

Posesión infernal

Escrita y dirigida por Sam Raimi, la película de 1981 ‘The Evil Dead’ se convirtió en todo un icono del cine de terror de serie B, de esos que crean escuela y cuyas escenas a menudo han tratado de ser imitadas, con o sin éxito, en numerosas películas de terror posteriores. Fue tal el impacto que este film supuso en su estreno, que durante casi dos décadas fue víctima de la censura e incluso la prohibición en algunos países.

Suscribirse a Terror