¿Algo que reseñar?

Bien, hoy se estrena una sección que yo deseaba aunque solo fuese para traer solo esta misma reseña.

The Rise And Fall Of Ziggy Stardust And The Spiders From Mars

En el Rock a veces se suelen describir algunos discos de bandas determinadas bajo los calificativos de "fundamentales" o "necesarios" para que posteriormente surgieran otros del mismo conjunto que obtuvieran un reconocimiento mucho mayor.

Quiero presentarles uno de mis discos favoritos de King Crimson: El doble trío de THRAK.

Los ochenta para nuestro país fueron una auténtica bomba de relojería. No negaré que me cuesta horrores ver nuestra producción musical (de la que sea) a la altura de esas grandes bandas que he nombrado hasta la saciedad que venero. Y con eso no quiero decir que todo los que no sean éstas me parezca una mierda. Nada más lejos de la realidad.

A pesar de que no crecí en un ambiente estricto cuando hablamos de música, desde pequeño siempre tuve una cierta noción sobre lo que es “calidad” y lo que es “variedad”.

Sí. Antes que nada, que nadie me venga con ese discurso trilladísimo de siempre ”Es que ya había alguien que lo hacía mejor”.

En la reseña que vas a poder leer a continuación, amig@ lector/a, vas a conocer todos los detalles del disco que terminó de elevar a la cima del Hard-Rock a Aerosmith, "Toys In The Attic", todo un clásico del género que ha sobrevivido de una manera bastante positiva al paso del tiempo.

22 de marzo de 1982...se publica uno de los discos más importantes en la historia del Heavy Metal, y que supondría el primer número 1 de Iron Maiden en las listas británicas. Su título, "The Number of the Beast" (casi nada...).

Pink Floyd… ese gigante de la música. La reseña que presento a continuación no ha sido fácil de escribir. Se trata del álbum conceptual por excelencia dentro del Rock y es muy complejo escribir sobre él y que no falte algo. Dicho esto vamos con la reseña: