¿Algo que reseñar?

El Increíble Hombre Menguante

Hay momentos que marcan un antes y un después en una historia, sucede con la historia universal en general, en la de un pueblo, y en la individual. Para mí los grandes eventos son aquellos te obligan a posicionarte quieras o no, aquellos que no se pueden obviar, que te obligan a tomar una decisión. Hablando de alguien a quien hemos traído ya dos veces por aquí, lo odiéis o lo améis, todos somos post-Nietzscheanos, al igual que post-cristianos, entre muchas otras cosas. Hoy traigo una película que os obligará también a tomar una decisión o al menos eso espero.

Suscribirse a 1957