¿Algo que reseñar?

Ando en un proyecto que espero completar trayendo aquí el debut de los guns.

Reservoir Dogs

A lo largo del tiempo, es inevitable ver como la mayoría de películas de suspense, de acción o que, de esas en las que como mínimo hay un par de ráfagas de tiros, suelen reducirse a un mismo estereotipo o guión. Esto no significa que no pueda haber grandes películas de este tipo. De hecho, una buena película de acción no se puede desdeñar como los guisantes que vienen con el entrecot. Sin embargo, cuando ese film no marca al espectador y no le hace ver lo bueno que es, irremediablemente la película degenera en la típica grabación mala que termina siendo carne de domingo.

El disco que escuchase Kurt Cobain hasta justo antes de quitarse la vida no iba a ser cosa menor. Cuentan las leyendas que los R.E.M. querían, luego de lanzar un disco mayoritariamente acústico como es Out Of Time, grabar un álbum con cierto ‘punch’ hard-rockero.

Drácula de Bram Stoker

”El año: 1462, Constantinopla había caído. Los turcos musulmanes se extendían por Europa con un ejército vasto y superior, atacando en Rumanía, amenazando toda la cristiandad. De Transilvania surgió un caballero rumano de la sagrada Orden del Dragón, conocido como Drácula.”

Desde que esa cruz de piedra se estrella en pedazos contra el adoquinado, hasta ese luminoso fresco en la cúpula como broche final, cada condenado fotograma de aquella cinta de 1992 fue, es y será para mí uno de los mayores placeres que he experimentado en el celuloide.

Suscribirse a 1992