¿Algo que reseñar?

La cantidad de material artístico de todo tipo en contra de la guerra es ingente y es algo que suele parecernos normal.

Saw

Vamos a ser testigos hoy de un asesinato en toda regla. Pues a mi parecer, el género del terror ha sido la gran víctima de la comercialidad en el ámbito del cine. Me han traído serias esperanzas películas recientes, como es el caso de “Expediente Warren”, films que me hacen creer que este género sobrevivió cuando le dábamos ya por derrotado. En algo tendré que ser un poco más rotundo, aunque haya gente que pueda sentirse herida. Lo que James Wan empezó a hacer en 2004 es un daño difícilmente reparable para el terror.

El hundimiento

"El día más largo" y "Salvar al soldado Ryan", entre otras, son las muestras de la II Guerra Mundial por antonomasia. "The Rise of Evil" es la cara del triunfo y auge de Hitler, pero entre esa marabunta de films nos falta algo. Ese algo es una película que muestre las miserias del III Reich allá por 1945 y que, además sea del nivel de las citadas anteriormente.

Blackfield fundada por el multifacético Steven Wilson (Porcupine Tree) y Aviv Geffen, excelente músico y compositor israelí de pop melancólico (mucho más famoso en su tierra que en el resto del mundo), que tras invitar a la nombrada banda a tocar a su país y de conocerse con Wilson

Para todos los que crean que los artistas "mainstream", o como queráis llamarlos, no evolucionan, ni tienen nunca momentos tenebrosos y oscuros, aquí está la prueba.

Machuca

Desde 1990, cuando el país volvió a la democracia, el cine chileno tiene como uno de sus tópicos más habituales el periodo de la dictadura militar encabezada por el general Pinochet entre 1973 y 1990. Como sucede en otras latitudes con otras fechas, el año 1973 marca una bisagra en la historia reciente del país y, pese al tiempo transcurrido, las heridas del quiebre político, económico y social que se generó aquel año en Chile, aún están lejos de borrarse.

Suscribirse a 2004